Close Newsletter Form

Te informamos de que los datos personales que facilite pasarán a formar parte de un fichero responsabilidad de PRIMAVERA SOUND S.L. y que tiene por finalidad gestionar su petición, la entrada, compra y/o la relación. Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición al tratamiento de sus datos en el e-mail lopd@primaverasound.com o en el domicilio sito en C/ Àlaba, 140 - 146, 2º 4ª, 08018 de Barcelona.

Gracias!

Gracias por suscribirte a nuestro newsletter. En breve recibirás un correo con las últimas novedades de PrimaverPro.

Primavera Pro 2020  3 - 7 JUNIO BARCELONA

Showcases de Austria, Hungría y Polonia en Primavera Pro 2019

Un año más, Primavera Pro da la bienvenida a artistas emergentes de Austria, Hungría y Polonia, cuyos showcases son presentados en el encuentro profesional serán presentados a través de las oficinas Austrian Music Exports, HOTS - Hungarian Oncoming Tunes y Don't Panic! We're from Poland, respectivamente.

5K HD (AT)
De puro libre, el jazz que cultiva 5K HD decidió emanciparse del género para convertirse en otra cosa, para la cual aún no existen nombres. Su rastro se encuentra bajo los cielos sintéticos del pop post-Kid A y en las grietas que el dub y el trip hop abren en el hielo. La unión de la la portentosa voz de Mira Lu Kovacs con el conjunto Kompost 3 resulta, pues, en una rara avis, como la que ilustra su álbum de debut, And to in A. Échale un buen vistazo, porque está a punto de alzar el vuelo.

BELAU (HU)
La última vez que consultamos el mapa, en Hungría no había mar. Entonces, ¿cómo habrán logrado Belau sonar como una tarde perfecta en la costa, con el Sol iniciando su descenso y los pies remojándose en la orilla? Quizá sea la manera en que Peter Kedves y Buzas Krisztian viran la electrónica downtempo hacia el azul profundo, o los cantos de sirena que suelen aportar las vocalistas invitadas a sus temas. En cualquier caso, la consigna del dúo está clara: trasladar mentalmente al oyente a un locus amoenus, donde las cosas van más despacio y todo inspira confianza.

MAYBERIAN SANSKÜLOTTS (HU)
La portada de Neverending Sorry, el flamante nuevo disco de Mayberian Sanskülotts, muestra un dibujo simple de la esquina de un baño (o de un fregadero). Una imagen decididamente DIY, que enlaza con las raíces lo fi del grupo, ahora que sus canciones demandan fantasía y arreglos detallistas. A lo largo de una década, la banda ha crecido, en componentes y en sonido, para devenir una célula dream pop de altura, dueña de un sonido deudor de la década de los ochenta, que saben perfectamente cómo hacer circular por esa zona fronteriza entre los alegre y lo melancólico que rapta irremediablemente a quienes aman las melodías más que nada en este mundo.

LONKER SEE (PL)
En el principio, fue el ambient. Al menos, en el caso de Lonker See. Poco a poco, el grupo se fue abriendo a explorar terruños próximos al stoner y la psicodelia. Y cuando aquello también se les quedó pequeño, se encaramaron a la libertad del jazz y a todas aquellas músicas cuyo denominador común pasa por fijar la vista en la infinitud del cosmos. De ese caldo ha surgido un álbum, One Eye Sees Reed, compuesto por tres piezas aparentemente parsimoniosas, que van sumando capas hasta arrojar al oyente por una espiral ascendente. 

TESKNO (PL)
Teskno nacieron en un jardín botánico de Varsovia. Allí fue donde la cantante y violinista Joanna Longi? y la pianista Hania Rani tocaron juntas por primera vez. Con un marco tan bucólico, resulta lógico que la música surgida de su proyecto conjunto sea inmune a todo aquello que no case con la fotografía de una belleza neoclásica. El del dúo es un pop de cámara y contornos cultivados, orgullosamente portador de una llovizna melancólica (no por casualidad, el nombre del grupo significa “anhelo” en polaco) que halla la equidistancia perfecta entre el intelecto y la emoción pura.

WE WILL FAIL (PL)
Imagina estar en una discoteca, en el punto álgido de la noche. Tu cuerpo se deja llevar por los ritmos y, de pronto, por el rabillo del ojo, ves una figura femenina, plantada en el centro de la pista, pero sin mover un solo músculo, contemplando la escena con gesto hierático. La escena se torna aún más perturbadora cuando te das cuenta que es justamente ella quien está lanzando los beats salvajes. La mujer responde al nombre de Aleksandra Grünholz, aka We Will Fail, y hace tiempo que no baila, ni sale de noche. Aquello, dice, pertenece a una vida anterior, a la que se asoma musicalmente con extrañeza, como pensando “¿de veras yo era así?”. Por eso, seguramente, le ha salido un disco tan intrigante como Dancing, que canaliza las sensaciones de su autora, intrusa en la discoteca, deconstruyendo el hedonismo con ojo clínico.

+Noticias